A  B  D  E   G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V 









© Derechos Reservados
Departamento de Tecnología
Web y Multimedia
Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones
Universidad Tecnológica de Panamá

Última Actualización:
- 2018
-



Guadalupe Bragín de Bélanger

FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO:
Nació en la ciudad de Panamá en 9 de cotubre de 1947.

TITULOS ACADÉMICOS:

  • Ha realizado estudios en Panama Canal Junior College., en La Boca, Balboa, antigua Zona del Canal.
  • Diplomado de Creación Literaria en la Universidad Tecnológica de Panamá ( 2011).
  • Diplomado Internacional en Creación Literaria (2011) en la Universidad Latina de Panamá.
  • Seminario Taller, Escriba y Publique su libro tomado en la USMA. 2011.
  • Taller de Narración Literaria 2013 de la Fundación para la Gestión del Arte, FUGA EDITORIAL.

EXPERIENCIA PROFESIONAL O TRABAJO ACTUAL:
Trabajó en la Compañía Panameña de Seguros, la Oficina Regional del Bank of América, el Banco Ganadero de Colombia,el Banco Británico y Hierro Panamá, S.A. Actualmente labora en una compañía familiar de Bienes Raíces, BELANGER REALY Panamá, S.A.

  • Egresada del Diplomado Internacional de Creación Literaria en la Universidad Latina de Panamá en 201.
  • Tomó el Diplomado en Creación Literaria de la Universidad Tecnológica de Panamá en 2013.
  • Tomado un Talleres de:
    • Poesía con Salvador Medina Barahona.
    • Cuento con Carlos Wynter Melo.
    • Novela con Ariel Barría Alvarado.

Fue incluida en el libro colectivo de cuentos. "Cuentos que amanecen" (Fuga Editores, Panamá, 2014). Sus poemas aparecen en el libro colectivo "Entre dos orillas" (México, 2014).

LIBROS, CUADERNILLOS Y FOLLETOS PUBLICADOS:
Luciérnagas en el espejo (Fuga Editor, Panamá, 2014), Amapolas de cuarzo negro (Panamá, 2017).

DESCRIPCIÓN TEMÁTICA DE ALGUNOS LIBROS:

Amapolas de cuarzo negro (poesía, 2017). Podemos leer en la contraportada el siguiente escrito de Salvador Medina Barahona: "Las narraciones de Guadalupe Bragín Bélanger se desentienden del rigor del cuento clásico oara realizarse en el puro y simple -que no sencillo- placer de contar. Encima, como las criaturas de una buena rebelde, tienen pasajes de innegable poesía y reflexión. De modo que encontramos en Amapolas de cuarzo negro esa deseable hibridación que exaspera los ánimos de los puristas del género. Nada nuevo en el mundo civilizado de la escritura, en donde ya vienen de vuelta de semejantes remilgos; por sí en estas ínsulas donde algún charlatán de taller intenta, sin eficacia, desalentar la irradiación de maticces poéticos en la narrativa naciente.

Estas 20 historias han sido depuradas a conciencia y según los presupuestos creativos de su oficiante, quien es, además, autora de un digno primer libro de poemas. Si bien los temas aquí son diversos y los escenarios en que se desarrollan tienden a ser muy próximos a nuestra realidad más cotidiana, persiste una marcada corrinte onírica, a ratos abiertamente fantástica, o signada no pocas veces por juegos mentales que nos sacan una sonrisa o nos dan cierta dosis de impacto inesperado y perturbador. Y no se trata esto último de la ya trillada epifanía, tan de mal gusto en una cuentística anquilosada y dogmática; sino de los giros de tuerca que el conocimeinto de la sicología humana, ajena y propia, entre otras cosas, permite; en favor del humor, el desconcierto, el absurdo, la ironía o el sarcasmo.

Así, pues estos relatos, historias, cuentos, reflexiones narradas y prosas de aliento poético vienen a refrescar un poco, como sucede con algunos otros casos, un panorama donde a veces se vicia, con formulitas retóricas, la manera de contar".


Luciérnagas en el espejo (poesía, 2014). Podemos leer en la contraportada lo siguiente: "A primera vista, Luciérnagas en el espejo nos recuerda a un cancionero de letras sencillas que buscan enraizarse en nosotros, echar tronco y fronda. Es un poemario inaugural signado por las obsesiones de su oficiante: arder, llaves, puertas, pactos de vida íntima... Hay una frescura innata (y cándida) en sus versos, que luego hacen un giro y despuntan por su honda sabiduría. Existencial, convirtiéndose en los vehículos de un lenguaje que habla con propiedad del verbo, el logos, el ser superior. La dulzura, la bondad, la melancolía latente en la palabra, ennoblecida por el “decir” de todos los días; el erotismo a pecho y a despecho; la maternidad como prolongación de la estirpe hacia el futuro; las inquisiciones metafísicas e, incluso, el humo blanco de la elección de un nuevo Sumo Pontífice aguardan al lector. Guadalupe Bragín Bélanger ha puesto un espejo ante nuestros ojos. Ser luciérnagas parece ser, aquí, nuestro destino.

Salvador Medina Barahora."


Ver lista de escritores