A  B  D  E   G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V 









© Derechos Reservados
Departamento de Tecnología
Web y Multimedia
Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones
Universidad Tecnológica de Panamá

Última Actualización:
- 2012
-



Rafael Pernett y Morales
Rafael Pernett y Morales

FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO:
Nació en la ciudad de Colón, el 10 de julio de 1949.

TITULOS ACADÉMICOS:
Estudió medicina en la Universidad de Salamanca (España).

EXPERIENCIA PROFESIONAL O TRABAJO ACTUAL:

Experiencia Administrativa
1991-1993 SubDirector Regional de Salud de Bocas del Toro.
1993 Director Medico Interino del Hospital Regional de Changuinola.
1990-1991 Planificador Regional de Salud de bocas del Toro.
1979-1980 Director Medico de la Policlinica de Guabito.
1978 Director Medico Interino del Hospital de Almirante.


Experiencia laboral
1980-1993 Medico General, Hospital Regional de Changuinola.
1979-1980 Medico General, Policlinica de Guabito.
1978 Medico Interno, Hospital Regional de Changuinola.
1978 Medico Interno, Hospital de Almirante.
1977 Medico Interno, Complejo Hospitalario Metropolitano de la Caja de Seguro Social Dr. Arnulfo Arias Madrid, Ciudad de Panama.

PREMIOS, BECAS U OTRAS DISTINCIONES NACIONALES O
INTERNACIONALES:

Obtuvo el Premio de Novela en al Concurso Literario Ricardo Miró en 1973 con Loma ardiente y vestida de sol, editada 6 veces en Panamá y una en España; y en 1976 con Estas manos son para caminar, publicada por el INAC en 1974 y 1977, respectivamente. Cuentos publicados en Guatemala y España. La Editorial Universitaria (Universidad de Panamá) publica en 1993 su novela El cazador de calendarios. Está por imprimirse la novela De once a siete (Mención Honorífica en el Concurso Ricardo Miró 1995).

LIBROS, CUADERNILLOS Y FOLLETOS PUBLICADOS:
Loma ardiente y vestida de sol (Panamá, 1974), Estas manos son para caminar (INAC 1977), El cazador de calendarios. (1993), De once a siete (INAC, 2006),Caribe, una tormenta tropical () ,
Los truenos de la aurora (9 Signos Grupo Editorial, Panamá, 2006)

DESCRIPCIÓN TEMÁTICA DE ALGUNOS LIBROS:
Los truenos de la aurora (novela, 2006). Podemos leer en la contra portada de la obra lo siguiente: “…Esta novela ha sido escrita con la grata fluidez de una prosa rica en una sobrosura existencial tragicómica, y pletórica de expresiones muy propias de la forma de ser y de hablar del panameño común y corriente, a menudo poco educado, que sin embargo vive intensamente las situaciones y reacciona ante ellas con una mezcla de autenticidad y desfachatez a veces irresponsable, otras veces verdaderamente aleccionadora. Los truenos de la aurora, que así se llama también la protagonista de esta saga vernácula y sin embargo universal en sus proyecciones humanas y logros estéticos que una vez más se apunta Pernett y Morales, es la cuarta novela publicada del autor, una obra que sin duda vuelve a colocarlo en el selecto mapa de los mejores narradores de Panamá”.


El Cazador de calendariosEl cazador de calendarios (novela, 1993). El cazador de calendarios fue una diarrea mental. Definitivamente, fue una gigantesca tomadura de pelo a todos los seudointelectuales semiesotéricos que ha dado la literatura y que se tomaron el trabajo de leer el libro. Hubo quien encontró semejanza con Madame Blavatsky e incluso se dijo en una tertulia que era heredero directo del Conde de Saint Germain. No lo supe hasta entonces. Y es que todo lo que sirve de referencia es falso, no existe y fue inventado, incluyendo aquello que sucedió cuando el sol salía por el oeste y toda la referencia bibliográfica de esos bípedos mamíferos bajados del cielo en conchas resplandecientes y vueltos a ir tal como habían llegado, que eran, ni más ni menos, pre-humanos. Hubo quien me felicitó por la docta documentación y, para mi sorpresa, hubo incluso quien refirió no conocer la sección prepucio con la que se inicia el libro.


Estas manos son para caminarEstas manos son para caminar (novela, 1977). Con Estas manos son para caminar ya se elaboró un poquito. Dicen los jurados que la premiaron que tenía un mundo cerrado de novela. Supongo que se referían al paradigma (otra palabreja que me encanta). Sí me asombró haber escrito tanto, sobre todo si se compara con la Loma. Me gustó escribirla, porque pude despacharme a gusto con las cosas que se me ocurrían. El otro día encontré fragmentos que había desechado y no me arrepentí de hacerlo. Creo que fue un ejercicio lúdico, a pesar de todo lo que se ha dicho.

 

 


Loma ardiente y vestida de solLoma ardiente y vestida de sol (novela, 1974). Desde hace 25 años dice la gente que la aparición de Loma ardiente y vestida de sol marcó un hito en la narrativa panameña. Lo dicen, sobre todo, mis hijas y mis padres y mi esposa y mis familiares y, a veces, mis amigos. No lo sé. El tiempo lo dirá. Pero la volví a leer el día que cumplió su cuarto de siglo (30 de julio) y me pareció distinta a mi producción posterior. Tal vez porque el estilo es tan directo, tan crudo, tan a lo Hemingway, tan a lo periodístico, que no me extraña que metiera 86 personajes en 150 páginas (algo así como 1.744186046512 personajes nuevos por página). Una locura. Pero la producción fue tan febril, tan cerca de la mera inspiración, que yo mismo me asombro. Me resultó tan necesario escribir que casi dejaba de estudiar para narrar los bochinches de la Loma, de la Petra y de Fabiola, el personaje más tierno de esa novela (le dediqué 131 páginas a su historia, ¿podrás creerlo?).


Ver lista de escritores